Fito Páez en el Luna Park

Compartir

El rosarino presentó La Ciudad Liberada en dos conciertos colmados. Canciones nuevas que están a la altura de la leyenda.

Fotos de Guido AdlerFacebook Fito Páez

Fito Páez presentó oficialmente La Ciudad Liberada, el disco que publicó en diciembre. Lo hizo con dos shows en el estadio Luna Park de Buenos Aires. El rosarino colmó el mítico recinto para repasar canciones nuevas y clásicos de siempre.

Páez presentó un show temático que recorrió las distintas formas de urbanidad de sus canciones. El comienzo con el riff de “Ciudad de pobres corazones” marcó el camino. Una intro musical previa a “La ciudad liberada”, el tema que retrata la visita que Fito hizo al Centro de Integración Monteagudo el 28 de octubre de 2015.

El hombre de la calle, el hombre en las calles. Las ciudades como referencia ineludible para entender la vida y los comportamientos de la sociedad. Por allí siempre rondaron las canciones de Fito, además de reflejar sus propias experiencias. Ahí están los chicos de “11 y 6”, también los de “El chico de la tapa”, que son los mismos varios años después. Las postales de “Instant-Táneas”. Ni hablar de “Ciudad de pobres corazones”, quizás la canción sobre urbes y quizás la canción a secas de Fito. La más cruda, la más directa, la que más lo interpeló. “El diablo en tu corazón”, con su prédica contradictoria (a favor del amor a las puteadas) de una Buenos Aires caótica. Fito siempre se alimentó de esas historias.

Las canciones de La Ciudad Liberada que sonaron en el Luna Park durante las dos fechas de presentación del disco probablemente hayan sido las mejores del álbum: “Tu vida, mi vida” es de las más lindas de los últimos años y candidata a ser fija en todos los shows. “Wo wo wo”, con un estribillo efectivo, es ideal para estadios. “Aleluya al sol” sonó mejor en vivo que en el estudio, al igual que casi todos los temas nuevos. Eso es algo para destacar: que el concierto sea mejor que la grabación habla de composiciones sólidas. Las canciones nuevas de Fito están a la altura de la leyenda.

También sonaron clásicos. El mejor quizás haya sido “Polaroid de locura ordinaria”, con Coki Debernardi en la voz, que también cantó “Medallita”, una canción de su banda, los Killer Burritos. “Brillante sobre el mic”, “A rodar la vida”, “Circo Beat”, “Mariposa Tecknicolor” y “El amor después del amor” fueron otros que levantaron a la audiencia del Luna Park. “Navidad negra” y “La mujer torso y el hombre cola de ameba”, canciones nuevas, también se destacaron.

Párrafo aparte para Fabiana Cantilo, que cantó varios temas como invitada en las dos noches y se destacó casi sin despeinarse. La personalidad y la presencia de Fabiana alcanzan y sobran para levantar aún más una canción. Fito la elogió lo suficiente como para que esa característica quedara subrayada.

El final, con “Y dale alegría a mi corazón”, fue a grito pelado entre Fito y la audiencia. Con las luces encendidas y justo antes de que la platea empezara a cantar el hit del verano, que a esta altura ya es el hit del año.

Comentar con facebook

comments

Dejar una respuesta